La música, siempre ha sido un elemento que nos muestra culturas diferentes, nos pasea por una amplia gama de ritmos, y nos atrae con sus melodías de acuerdo a nuestros gustos personales.

Y seremos tan sensibles a ella, que muchas canciones nos comunican distintas emociones como alegría, tristeza, rabia y otras.

Pero existimos quienes además de solo escucharla, queremos aprender a producir música con los diferentes instrumentos, a veces sin intención de volvernos famosos, sino como un pasatiempo para relajarnos en nuestros tiempos libres.

En todo caso, no es reprochable que alguien tenga sueños de convertirse en alguien famoso a través de la música, para contar sus vivencias, y enviar su mensaje al mundo con este tipo de expresión artística.

De cómo ser mejor persona

Hacer música permite que tengamos una mejor versión de nosotros mismos, aumentando la autoestima, lo cual hace que tengamos mejor ánimo desde el momento en que practiquemos.

Paséate por alguna tienda física o virtual de instrumentos musicales, y empieza a preguntarte con cual instrumento te identificas, y cuál te gustaría interpretar las canciones que más te gustan.

Si descubres que la música es la pasión de tu vida, no te quedes solo allí. Aprende nuevos estilos, y si es posible, toma la iniciativa de componer.

Tocar un instrumento ya implica un logro en la vida personal, y si crees que es tarde para empezar, no hay nada más alejado de la realidad. ¿Te animas a vivir esta nueva experiencia?