Aunque la muerte es un hecho inevitable y natural, incluso por encima de cualquier nacimiento, resignarse a la perdida de un ser querido es lo mas difícil que existe si se ama a ese ser. El nacimiento de cualquier forma de vida puede ser un hecho fortuito, pero la muerte de ese ser en cualquier instante, es ineludible.

Para quien pierde a alguien que ha querido mucho, no existen palabras de consuelo, ni quien sustituya esa perdida con cosa alguna, pero si hay conductas que nos ayudan a tolerarla y a entender que como inevitable fue la perdida, también posees una vida que hay que seguir viviendo.

La música es puede ser un instrumento perfecto para hallar la tranquilidad para digerir el dolor, para elevar el espíritu y renovar las motivaciones para emprender nuevos proyectos. No se trata de que armes una fiesta, ni que aparentes que no estas triste para los demás, se trata de que puedas sobrellevar la ausencia de ese ser querido de la mejor manera.

La negación del dolor por experiencia de vida, tampoco es la salida mas saludable para las personas. Cuando hay una problema de cualquier índole hay que enfrentarlo, nunca negarlo, para poder hallar la solución mas viable.

Es posible que luego de una perdida no tengas cabeza para encargarte de tu cotidianidad ni de arreglos de nada, en este estado de desvalidez y debilidad es cuando tus enemigos aprovechan para vencerte.

No descuides tus barreras aunque el dolor te invada. Haz como los cerrajeros el Masnou que con sus fuertes herramientas no dejan entrar al enemigo usando las mejores piezas de cerrajería, ¿tus enemigos? La desidia, el desamor, la tristeza, el desamparo, el pesimismo, el desconsuelo, no dejes que entren a tu espíritu o aléjate de ellos cuanto antes, es difícil pero es posible hacerlo.

Contradicción

No es una regla que la música salga de tu vida, para llorar tu duelo. No hay nada escrito que no sea las palabras de quien percibe el dolor. La música puede alejarte de los pensamientos negativos. Oye nuevas melodías, prueba canciones que antes no hacías, no es que quieras olvidar a quien se fue, es que trates de encontrar un nuevo camino.

Evitas las canciones que te recuerden momentos vividos, al menos hasta que estés mejor en tus heridas. La música de géneros suaves pero alegres, te pueden hacer pensar cosas muy distintas durante el día, que la nostalgia que estas viviendo.

Hay una fuerte contradicción de que la música va es un insulto a los periodos de luto y duelo. Esto es una marcada tendencia de tradiciones, pero cada quien puede sobrellevarlo de distintas formas.

Elevar el ánimo con música

Puedes escuchar música instrumental, pon la radio y escucha lo que sucede en otra parte del mundo. De que sirve encerrarte en tu dolor, si sigues lastimando tu herida, de allí solo saldrá sangre y mucosas que generan mas dolor y llanto.

Protégete contra la tristeza, ocúpate de tus cosas como antes, tratar de restablecer tu vida normal, hace que poco a poco salgas del duelo y vuelvas a ver la luz del día.